El #Striptease de #Jaime #Ortega #Alamino

jueves, 5 de agosto de 2010


En el Teatro Bufo Cubano, nunca faltarían el negrito, el gallego, la mulata sandunguera, la suegra, el vivo, el bobo, el guapo y entre otros personajes, pues nadie olvidaría incluir en el libreto al cura.

En Cuba, se pueden mencionar padres como el Padre Conrado, que unieron su evangelio y su devoción a su patriotismo y valentía durante estos años tristes de la tiranía a que está someitdo el pueblo cubano, pero, desgraciadamente, estos no son los sacerdotes que escalan posiciones en la Iglesia Cubana, sino aquellos que son avalados por los personeros de la Dictadura, y aceptados, como buena jugada del Vaticano para obtener su porción en el aquellarre castrista.

De pronto, en el escenario, ha aparecido robando todas las Cámaras, como un Rambo de la Conciliación, un oscuro personajille del Clero, el Sotánico Cardenal Jaime Ortega Alamino, un jóven que bastaron ocho meses en la UMAP, para que la dictadura decidiera liberarlo y desde entonces, no cesó de escalar sospechosamente niveles en el mundo eclesiastico cubano, hasta convertirse en el máximo representante de la Iglesia Católica Cubana, su Cardenal. Pacientemente, esperó su turno, el momento en que resutara necesario para sacar a la dictadura sus castañas del fuegola y desde sus primeras salidas a escena, posaba de sagrado salvador en un claro intento de robarle el mérito a opositores, huelguistas y Damas de Blanco y al mismo tiempo proporcionarle una salida a la dictadura de la encrucijada social en que se encontraba. Una de sus primeras acciones fué sustituir a los oficiales de la Seguridad transmitiendole a las Damas de Blanco que eliminaran de sus marchas a las Damas de Apoyo, y desde entonces, no ha cesado de actuar hasta llegar al colmo de adelantarle amenazas con el fantasma de un Exodo Másivo como el del Mariel al Gobierno de los Estados Unidos.

El sotánico Cardenal, de esa manera continua su Striptease, despojandose de toda su sagrada indumentaria, para inmediatamente, presentarsenos con un ensangrentado traje de general del ejercito castrista.

¿Nos quedará algo más degradante que ver por parte del General de Sotana en este Sainete?

0 comentarios:

Publicar un comentario